Guinea: fieles a la misión a pesar del Ebola

Guinée © Communauté de l'Emmanuel 2014

Por Pierre-François Graffin, Director de Fidesco

Guinée © Communauté de l'Emmanuel 2014Desde hace 25 años, la Comunidad de Emmanuel a través de Fidesco está comprometida al servicio de los más pobres en el dispensario San Gabriel en Guinea Conakri. Cada día, la populación loca recibe una atención de calidad, a bajo costo, en un dispensario que es uno de los centros de referencia en guinea para los primeros auxilios (paludismo, Sida, desnutrición…)
Este año 2014, algunos países de África del Oeste, entre ellos Guinea, viven una crisis sanitaria importante a causa de la epidemia de Ebola. Asimismo, el pasado mes de febrero el centro San Gabriel puso en marcha sus primeras medidas de seguridad para poder, a pesar del Ebola, continuar su actividad y proteger a sus pacientes y a su personal. Los voluntarios Fidesco han realizado un trabajo remarcable, destacado por el embajador de Francia durante su visita y que permite al centro de continuar funcionado diariamente.

Es un gran reto, permanecer con la actividad: si la fiebre hemorrágica se llevó a 5.000 personas desde su declaración en 2014, el paludismo, continúa matando cada año a 100.000 personas en África del Oeste.
Con Yves de Clerck (corresponsal del pais) y Sébastien Droulers (equipo Fidesco), fuimos a visitar el dispensario, a finales de octubre, para verificar las condiciones de la misión y asegurarnos, si era prudente continuar con ella. Me asombró lo que vi: la presencia, la disponibilidad y el profesionalismo de los voluntarios y del personal médico. Puedo dar testimonio de la gratitud en los ojos de muchos guineanos encontrados durante nuestra estancia. El cardenal Sarah, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum, y antiguo arzobispo de Conakri al cual yo hablaba de esta visita y de nuestra alegría de poder continuar sirviendo, me aseguro su oración por los voluntarios y los asalariados, sus ánimos para la misión y su profundo agradecimiento personal.

Todo se realiza con mucho rigor y prudencia, para que el centro funcione con buenas condiciones y pueda continuar dando los primeros auxilios. Gracias por vuestra presencia fraterna a nuestro lado, por vuestra amistad y vuestras oraciones, eso nos sostiene considerablemente. Os confío en particular a los voluntarios que se entregan sin contar: Olivier y Pauline, director del centro médico, Charles y Bérengère, contable y responsable de la aplicación de las normas de higiene, y los dos voluntarios belgas Thomas y Kerlijn que llegaran a inicios de diciembre.
¡Hasta pronto, para más noticias!

 

No hay comentarios

Commentaire

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada o compartida .

Esta área está reservada para la publicación de comentarios sobre este artículo en particular.
Para las preguntas más personales o de otro sujeto, gracias utiliza amablementele formulaire de contact général nuestro sitio web
- Si usted tiene una intención de oración a la baja, también puede utilizar nuestro servicio en línea