La vida fraterna

Los alumnos viven en dos casas y comparten juntos la vida espiritual, la formación y la misión.

Esta experiencia de vivir con jóvenes de diferentes países es una gran oportunidad para el desarrollo personal, aprender idiomas y culturas, y para crecer en autonomía (hacer aseo, cocinar etc.) ¡Este vivir juntos crea hermanos para toda la vida!

vidafraterna

Santiago“Para mí la vida comunitaria en la Escuela de Misión Salvador es una bella gracia que Dios me dio. Pues en este caminar tengo la posibilidad de madurar como hombre, adquiriendo responsabilidades que antes no tenía, tales como tareas de una casa común y la responsabilidad de lavar mis ropas. De ahí el amor por mí mismo va creciendo, cultivando la responsabilidad y el amor a los que están más cerca de mí; eso para mí, es ver la realidad de las primeras comunidades cristianas”.

Santiago, 21 años, Colombia

 

 

 

Facebook

Escuela de Misión Salvador