¡Molokai, déjate contaminar!

La semana pasada en Altötting (Alemania), hubo la primera representación de la nueva comedia musical, titulada Molokai, interpretada por 14 coristas de la escuela de evangelización. Entrevista a Claudia Kern, miembro y consagrada del Emmanuel, autora de la comedia.

¿Cuál es el propósito de esta comedia musical?

Esta comedia musical, es en primer lugar un camino de evangelización. Esperamos que al menos 8.000 personas la vean durante la gira. Entre ellos, muchas personas que no tienen ningún contacto con su parroquia y buscan en primer lugar un espectáculo. No vendrían para una asamblea de oración…Y van a descubrir un mensaje que puede interpelar su vida cotidiana, a través de la figura de un hombre que dio  su vida por Dios y por los leprosos, que se unió fuertemente a Dios en una situación de desesperanza. A lo largo de nuestra gira, habrá muchos encuentros personales. Después del espectáculo, hablaremos con los espectadores. Dormiremos en familias de acogida. Vamos a adorar y celebrar la misa en las parroquias. ¡Es una buena ocasión para aprender a los jóvenes a evangelizar!

¿Cómo surgió la idea de componerla?

El origen de esta pieza fue una fuerte experiencia con Dios. Estaba de vacaciones y un día hablé con alguien de nuestros santos preferidos. Para mí desde hace años, es Saint Damien de Veuster. Expliqué a esta persona que Santa Madre Teresa luchó por su canonización. Dos días después, era el 5 de septiembre – fiesta de Madre Teresa. Durante la misa de la mañana, tuve la idea de componer una comedia musical san Damián. Y escribí hasta la noche… Para mí, verdaderamente me cayó del cielo. Nunca pensé componer un espectáculo, tuve la impresión que ese día Madre Teresa, San francisco de Asís y el Padre Damián se rencontraban y que el Espíritu Santo me inspiró para hacerlo

¿Cuál es el tema de este espectáculo?

La vida en Molokai, una isla del archipiélago de Hawái done se desterró a los leprosos. Con el título “Molokai, déjate contaminar” nos atrevemos a provocar. Antes que el misionero Damián se declare disponible para esa misión, la vida estaba marcada por la violencia, la tristeza, la muerte. El don de si del Padre Damián  cambió poco a poco la vida. Fue para él mismo un camino. Al inicio, le costaba tocar a los leprosos, pero tomó la decisión de vivir esta misión toda su vida. Sufrió de solitud espiritual, de rumores…Tuvo miedo al contagio, pero también tuvo muchas ideas para cambiar la vida de los leprosos. Construyó iglesias, casas, fundó un orfelinato, una orquesta… ¡Finalmente, fue su fuego y su amor de Dios quien contagió a los leprosos! Crearon una asociación para ayudarse los unos a los otros, empezaron la adoración perpetua…

¿Cuantas personas asistieron la primera representación?

Asistieron 600 espectadores. Para la gira, que tendrá lugar en mayo, están previstas unas quince representaciones en Austria, Alemania, Suiza y en Liechtenstein…

¿Por qué es tan importante hoy evangelizar a través de la música?

La música abre los corazones. A través de los cantos y los diálogos, podemos hacer muchas cosas. Preparamos también un CD. Los cantos van a acompañar a los espectadores después del espectáculo. Escuché  testimonios de personas por las cuales tal o cual canto es un verdadero apoyo.

¿Cuáles fueron los primeros testimonios de los espectadores?

Les impresiona el vínculo entre el relato histórico y el tiempo presente, pero también la figura del Padre Damián. En escena, es representado como un hombre normal. No es un súper héroe intocable o un santo perfecto. Lucha, tiene miedo, vive momentos de combate espiritual. Toma decisiones concretas en situaciones concretas. Y eso conmueve a la gente, eso les da la posibilidad de identificarse a él aunque es un sacerdote y vivió una situación muy particular. Muchas personas se emocionan al ver la escena donde descubre que tiene la lepra. Grita hacia Dios, porque no comprende: ¡se creía bajo la protección de Jesús y de la Virgen María! Está obligado a dejar de lado todos sus proyectos, incluso la idea que él tiene de Dios…Necesita el amor de Dios, y el apoyo de los demás…En el último canto, hay esta frase: “Empieza a obrar hoy en las pequeñas cosas”. He oído reacciones fuertes sobre este fragmento. Todos tenemos alrededor nuestro, pobres, enfermos, y Dios nos pide de hacer algo pequeño, pero concreto, por ellos. ¡Es un mensaje alentador!

No hay comentarios

Commentaire

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada o compartida .

Esta área está reservada para la publicación de comentarios sobre este artículo en particular.
Para las preguntas más personales o de otro sujeto, gracias utiliza amablementele formulaire de contact général nuestro sitio web
- Si usted tiene una intención de oración a la baja, también puede utilizar nuestro servicio en línea