Vida Espiritual

La intimidad con Cristo está en el centro de toda actividad. Por eso, el aprendizaje del silencio en la vida diaria, de la oración personal y comunitaria, es parte da programación.

La participación en la liturgia eucarística, la confesión regular, la adoración, la alabanza y la Lectura Orante de la Biblia fortalecen el amor a Dios, la confianza y la escucha. Mejora el discernimiento espiritual en la vida diaria y en relación a la propia vocación.

El acompañamiento personal y los retiros espirituales permiten vivir etapas de liberación y de unión con Dios. La vida fraterna con personas de culturas y edades diferentes ayuda a aceptarse y a acoger la misericordia de Dios.

vidaspi

 

 

Facebook

Escuela de Misión Salvador